Asesoría y consultoría para empresas, autónomos y particulares en Bilbao
Haz tu consulta online

LA AMORTIZACION Y METODOS DE AMORTIZACION

LA AMORTIZACIÓN Y MÉTODOS DE AMORTIZACIÓN

Las amortizaciones tienen  mayor importancia de la que la gente cree dentro de la contabilidad de la empresa, son una de las claves para que la empresa pueda sobrevivir. Reflejan la depreciación sistemática del inmovilizado material pero a su vez generan unos recursos, el conocido efecto Cash Flow, que serán útiles para la autofinanciación de la empresa a la hora de renovar el inmovilizado envejecido. El concepto de amortización incluye 3 componentes.

  1. Un componente económico con el registro de la depreciación para que de esta manera el balance refleje una imagen fiel de un patrimonio que está envejeciendo y para imputar dicho coste del patrimonio a los resultados empresariales de los años en que se calcula su vida útil.
  2. Un componente financiero a través de la generación de un ahorro gracias al efecto Cash Flow, con el que se podrá hacer frente en un futuro a nuevas inversiones.
  3. Un componente fiscal que requiere que sea efectiva, necesario para que el gasto contable pueda ser deducible.

 

 

images

 

  • A continuación analizaremos las clases de amortización y su fiscalidad y cuando se considera efectiva una amortización:

1. Sea el resultado de aplicar los coeficientes de amortización  establecidos en el Art. 17 de la Norma Foral  del Impuesto de Sociedades 11/2013 para Bizkaia o en el Art. 12 de la Ley 27/2014 de 27 de Noviembre, del Impuesto de Sociedades para territorio común.

Las amortizaciones practicadas por encima del coeficiente anual máximo no serán fiscalmente deducibles.

2. Aplicando amortizaciones decrecientes (serán admitidas siempre y cuando no sean para edificios, mobiliario o enseres y elementos usados) de dos tipos, con porcentaje constante o por números dígitos

Límites: en el primer ejercicio, el importe no podrá superar el importe de aplicar el coeficiente máximo de la tabla multiplicado por 2, en el segundo año multiplicado por 1.5  y a partir del tercer año no podrá superar el coeficiente máximo de la tabla.

 

2.1 Amortización degresiva con porcentaje constante sobre el valor pendiente de amortización.

% CONSTANTE = Cuota Constante x Coeficiente (1.5 si la vida útil < 5 años)

(2 si la vida útil = 5 y < 8 años)

(2.5 si la vida útil >  8 años)

2.2 Amortización degresiva por números dígitos.

Imaginemos que la vida útil del bien es de 5 años.

SUMA DE DÍGITOS: 5 + 4 + 3 + 2 + 1 = 15

CUOTA POR DÍGITO: BASE/15

Estos métodos de amortización degresiva pueden ser muy recomendables para empresas que realicen inversiones altas y quieran bajar la base imponible del impuesto de sociedades el primer año ya que el límite de deducción será mayor que el establecido en las tablas, pero deberán tener en cuenta que en los años venideros el gasto contable deducible ira disminuyendo.

 

3. Amortización variable, siguiendo unos criterios de peritación anual. Podría ser fiscalmente admitida si el sujeto pasivo justifica su importe pero la amortización contable deberá ser sistemática.

4. Según plan propuesto por la empresa y aceptado por la Administración Tributaria será fiscalmente admitida.

5. Para ciertos casos existe dos métodos de amortización, pero no se tratan de métodos contables sino de tratamiento fiscal de las amortizaciones en los que se permite deducir en la base imponible importe superiores a los que se contabilizan.

5.1. Libertad de Amortización,  da la opción de deducir en la base imponible hasta el 100% del coste el primer año, pero hay que tener muy claro que lo que existe es libertad de amortización fiscal y no contable.

5.2. Amortización Acelerada pudiendo de esta manera deducir fiscalmente de la base imponible un importe superior al que establecen las tablas de amortización. (Las medianas empresas, para los mismos elementos que las PYMES, tiene el coeficiente máximo de la tabla multiplicado por 1.5)

6. Existen otras normas fiscales especiales sobre las amortizaciones como puede ser para los bienes que se adquieren usados, se admitirá fiscalmente para estos bienes el coeficiente máximo de la tabla hasta el límite del doble, pero siendo el periodo máximo la mitad.

7. Bienes que se utilizan en más de un turno de trabajo diariamente, salvo en el caso de edificios, elementos de transporte, mobiliario e instalaciones técnicas de carácter comercial y equipos informáticos, el coeficiente de amortización se obtendrá de la siguiente manera:

 

Coeficiente = Coef. Mínimo + [(Coef. Máximo – Coef. Mínimo) x (horas trabajo/8)]

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario