Asesoría y consultoría para empresas, autónomos y particulares en Bilbao
Haz tu consulta online

¿Pensando en cambiar de asesoría? Ahora es el momento!

Seguro que has pensado alguna vez lo siguiente: ¿estaré siendo bien asesorado en mi negocio? ¿estaré optimizando mi carga fiscal? ¿estaré dejando escapar oportunidades de financiación vía ayudas y subvenciones? ¿me merece la pena dar el salto y crear una sociedad? ¿estaré pagando un precio acorde a los servicios recibidos? ¿es buen momento para cambiar de asesoría? No te preocupes, vamos a resolver tus dudas.

En Ascofi Berria, entendemos los proyectos de cada cliente como propios. Por ello, ofrecemos un asesoramiento íntegro en todos los campos relacionados con tu negocio, evaluando las particularidades de cada cliente ayudándole a alcanzar sus objetivos sin necesidad de tener que preocuparse por los trámites contables, fiscales y laborales.

¿Estaré siendo bien asesorado en mi negocio? Un mal asesoramiento en el negocio de un cliente, puede acabar echando por la borda todas las ilusiones e inversión depositadas en el proyecto del emprendedor. Es necesario disponer de asesoramiento de un equipo profesional con los conocimientos necesarios, para poder afrontar el día a día de la actividad con la seguridad de tener cubiertas las necesidades legales y tributarias.

¿Estaré optimizando mi carga fiscal? Es importante educar al cliente en la teoría de que los asesores no podemos hacer milagros para tributar menos, ni tampoco podemos asesorar para no pagar impuestos. Cuanto mejor esté gestionado el negocio y más rentabilidad obtengamos de él, el pago de tributos tenderá a verse incrementado. Sin embargo, existen deducciones fiscales en I.R.P.F. e Impuesto de Sociedades, que sin un buen asesoramiento fiscal podemos estar dejando de aplicarnos y tributando de esta manera una cantidad superior a la que deberíamos.

¿Estaré dejando escapar oportunidades de financiación vía ayudas y subvenciones? En nuestro equipo, tenemos profesionales especializados en la búsqueda y tramitación de ayudas y subvenciones de diferentes organismos que pueden aplicarse a distintos sectores empresariales. Un buen asesoramiento en este campo, puede ayudar a un negocio a conseguir financiación en los pasos iniciales para ayudarle a despegar y también a la hora de acometer importantes inversiones para modernizar sus instalaciones y procesos productivos para adaptarse a las necesidades del mercado.

¿Me merece la pena dar el salto y crear una sociedad? Cuando se inicia un negocio, se debe hacer frente muchos gastos que debemos optimizar en función de las necesidades personales del cliente y de la actividad que desarrolla. Siempre recomendamos ir dando pasos cortos antes de empezar a correr. En la mayoría de los casos, cuando se inicia una actividad, costará un tiempo poder amortizar la inversión realizada hasta obtener beneficios, por lo que la opción de comenzar como autónomo antes de dar el salto a crear una sociedad suele ser la más recomendada en la mayoría de los casos. No existe un parámetro estándar a aplicar para determinar la obligación de constituir una sociedad. Hay varios aspectos a tener en cuenta antes de dar este paso, como la responsabilidad, la necesidad de financiación ajena, la imagen de cara al cliente, los costes y la optimización fiscal.

¿Estaré pagando un precio acorde a los servicios recibidos? Nuestras tarifas están acordes a la realidad del mercado y a la carga de trabajo que supone el cumplimiento de las obligaciones fiscales, contables, jurídicas y laborales de cada cliente. Es necesario por tanto que el empresario conozca sin compromiso las tarifas en las que se mueve el mercado para cerciorarse de estar pagando un precio adecuado a sus necesidades.

¿Es buen momento para cambiar de asesoría? Siempre que por cualquier motivo estemos descontentos con los servicios ofrecidos por nuestro actual gestor, es buen momento para dar el salto al cambio de asesoría. Sin embargo, hay un momento especialmente adecuado para realizar el cambio evitando demasiados quebraderos de cabeza y optimizando los procesos, inicio de año.

Para la gran mayoría de negocios, el cierre fiscal se produce el 31 de Diciembre. Por ello, al realizar el cambio con fecha 1 de Enero, la nueva asesoría se encargará de las gestiones de un ejercicio fiscal entero desde el principio, evitando duplicidades en las gestiones de una y otra asesoría y pudiendo realizar el traspaso de información con el ejercicio cerrado, agilizando el proceso y evitando pérdida de información.

El asesor empresarial es un compañero de vida en el cual se debe depositar plena confianza para la gestión de tu proyecto. Por ello, es vital que esa figura en la cual recae gran parte de responsabilidad de tu negocio ofrezca un servicio de calidad, y que esté involucrado y disponible en todo momento para que cualquier incidencia, consulta o duda que pueda surgirte, se resuelva de manera rápida y efectiva sin llegar a ocasionarte quebraderos de cabeza.

Si después de haber leído el artículo aún tienes dudas, anímate a dar el paso y consultarnos sin ningún tipo de compromiso sobre todas las ventajas que podemos ofrecerte.

 

Deja un comentario

COLABORAMOS CON
Ekonomista
1
Hola! ¿en qué podemos ayudarte?
Powered by
Ir a la barra de herramientas